Empresa

miércoles, 23 de mayo de 2018

Nada cambió en Tláhuac, ni con los operativos de la policía capitalina

Mercado Sobre Ruedas

Información
El mismo sistema que había mucho antes del abatimiento del líder del cártel local sigue funcionando en el Ministerio Público, donde a la entrada se apostan policías de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México para conminar a los choferes de mototaxis que han sido despojados de sus unidades por la delincuencia organizada, para que no levanten ninguna denuncia.
Lo cierto es que en Tláhuac la gente de honesto modo de vivir ya no
puede trabajar, ni vivir sin miedo, ante la corrupción de policías
Los operadores de mototaxis en Tláhuac al parecer otra vez se encuentran en la mira del crimen organizado en Tláhuac, debido a que son víctimas de robo de sus unidades y estafa en los ministerios públicos, así como por parte de la policía, de acuerdo con las denuncias de dirigentes de agrupaciones del llamado «transporte alternativo».
Tan sólo en el último mes fueron robadas ocho unidades en el centro de San Pedro Tláhuac.
Según los denunciantes, en un mes les han sido robadas por lo menos ocho unidades de transporte alternativo, a unos metros del sector de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSP) que se localiza en la Colonia Quiahuatla.
Cuatro mototaxis fueron robados en el barrio de San Mateo, a unas cuadras del edificio delegacional; otro conductor de un mototaxi fue despojado de su unidad en el paradero que se localiza en la salida a Chalco; dos mototaxis más así como un golfitaxi fueron hurtados en la Colonia San José.
Hasta pareciera que el procurador capitalino
Edmundo Garrido terminó por entrarle al aro
Los dirigentes de diversas agrupaciones de mototaxis en la cabecera delegacional aseguraron a NosotrosMSR que al acudir al Ministerio Público a fin de levantar las correspondientes denuncias, desde la entrada y tal como lo han hecho incluso desde antes del operativo del 20 de julio del año pasado por parte de la Marina Armada, elementos de la Secretaría de Protección y Vialidad los conminan para que no presenten ninguna denuncia.
A cambio, dijeron, les ofrecen contactarlos con gestores de una supuesta empresa aseguradora, quienes según les dicen van a garantizarles el pago de su unidad robada como si «fuera nueva».
El problema es que a aquellos que caen en el garlito les exigen el pago por adelantado de cuatro mil 500 pesos, pero sin que nunca se llegue a concretar el pago de la unidad robada.
Los afectados tienen temor que, al no levantar el acta sobre el robo, puedan ser acusados de delitos que no cometieron, por el uso que puedan hacer de sus unidades los delincuentes, además de las pérdidas económicas que sufren por la pérdida de su fuente de trabajo.
Un individuo intentó suicidarse en
la estación Zapotitlán de la línea 12
Por consiguiente, las cosas en Tláhuac continúan igual, debido a que esa situación ya se daba desde mucho antes de que fuera abatido el líder del cártel de la localidad, Felipe de Jesús Pérez, el «Ojos», el cual tenía a su servicio a un buen número de elementos de la corporación policiaca que comanda el secretario Hiram Almeida.
Fallido intento de suicidio en la línea 12
Una persona cayó a las vías del Metro en la estación Zapotitlán de la línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo (STC), en un presunto intento de suicidio.
Al lugar llegaron unidades de emergencia de la Cruz Roja y del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), así como de la Unidad de Protección Ciudadana Tláhuac de la Secretaría de Seguridad Pública, quienes rescataron  con vida al hombre de aproximadamente 40 años de edad.

martes, 22 de mayo de 2018

Vecinos de La Habana en Tláhuac sufren la corrupción policíaca

Mercado Sobre Ruedas

Información
A decir de un vecino del lugar, quien pidió el anonimato debido a que su vida corre peligro si llegan a descubrir su identidad, sobre todo porque se trata de vecinos de la misma colonia, según señaló, los delincuentes «ya tienen demasiados policías a su servicio, y ya hay muchos, por lo que algo se tiene que hacer, cuando menos una denuncia periodística», dijo.

Video grabado por un vecino del grupo que opera en la zona
La situación de riesgo para los habitantes de la Colonia La Habana, en San Pedro Tláhuac, sigue siendo inadvertida por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, debido a que de acuerdo con testimonios de los vecinos de los alrededores de la Bodega Aurrerá y del paradero, los policías están «al servicio» de los delincuentes.
Paradero de Tláhuac, donde llega el transporte público mexiquense
Desesperados por el grado de corrupción que tiene infectado al sector Mixquic de la delegación Tláhuac, vecinos de La Habana denunciaron a NosotrosMSR que una pandilla de delincuentes se ha apoderado del paradero y que, incluso, cobran a cada unidad de transporte público la cantidad de 50 pesos por hacer uso del lugar para bajar y subir pasaje.
A decir de un vecino del lugar, quien pidió el anonimato debido a que su vida corre peligro, sobre todo porque se trata de vecinos de la misma colonia, los delincuentes «ya tienen demasiados policías a su servicio, y ya hay muchos, por lo que algo se tiene que hacer, cuando menos una denuncia periodística», dijo.
Refirió que «un sujeto se la pasa extorsionando a la gente que camina por la calle Prolongación Miguel hidalgo (entre Camelia y Rafael del Castillo)», en dicha colonia, el cual «les vende dulces a los mototaxistas, y si no le compran los amenaza, de hecho vende también droga y se pone a fumar y a tomar con más tipos y ahí las cosas cambian, porque si ya no le dan dinero o no le compran, los golpea o los pica con arma blanca», señaló.
También dijo que la semana pasada dicho delincuente picó a un joven, por lo que los vecinos pidieron el apoyo a la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, pero los elementos pasan en las unidades, lo ven y no le hacen nada. «Por eso me dirijo a ustedes como medio de comunicación en Tláhuac, para ver si nos puede ayudar. Créame que toda una colonia se los va agradecer», aseguró el vecino con evidente angustia y ante la impotencia de no tener a quién recurrir.
Sobre todo, debido a que la autoridad morenista de Tláhuac al parecer también está en complicidad con las bandas de delincuentes que operan en la delegación.
Tras de que Noticiudadana reportó la situación de lo que sucede en La Habana, de la SSP capitalina le dijeron que se había generado el folio 472504.
Sin embargo, la colonia se consolida como una de las más inseguras de Tláhuac, debido a que son frecuentes las detonaciones de arma de fuego
«Sabemos que en Tláhuac estamos a merced de la delincuencia y por eso mismo ninguna autoridad va a venir a ayudarnos», comentó otro vecino de La Habana, «pero nos conformamos con reportarles esto a ustedes como periodistas para que por favor lo hagan del conocimiento de la demás gente».
Dicho vecino compartió un video de quienes de 10 de la mañana a seis de la tarde, en el perímetro antes referido «se ponen a robar, a tomar y les avientan a la gente unos perros pitbull».
«Son vecinos muy agresivos, hemos pedido patrullas pero nunca llegan, las autoridades no hacen nada», manifestó.

Cancela IECM debate de aspirantes a alcaldía de Venustiano Carranza

Mercado Sobre Ruedas

Información
Tras de que habían confirmado su participación, los candidatos de la coalición Por la Ciudad de México al Frente, PRI, PVEM, Nueva Alianza y Partido Humanista, de plano se «rajaron» ayer por la tarde y ya comunicaron al Instituto Electoral de la Ciudad de México que, de plano, no cuenten con ellos para hoy en la noche.

Parece que dijeron más vale que vociferen aquí corrió que aquí hizo el
ridículo
El debate entre candidatos a la alcaldía de Venustiano Carranza que había programado para hoy el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) no se llevará a cabo, debido a que cinco de los seis candidatos cancelaron de última hora su participación.
Aun cuando habían confirmado la participación de sus correspondiente candidatos, los representantes de Julio César Moreno Rivera, de la coalición Por la Ciudad de México al Frente (PRD, PAN y MC); Axel Vázquez Burguette, del PRI; Julieta Lagarde Estrada, del PVEM; Fernando Sánchez Sumano, de Nueva Alianza, y Gloria Medina, del Partido Humanista, finalmente renunciaron a participar en el debate de esta noche.
La única confirmación fue la de Martha Patricia Ruíz Anchondo, de la candidatura común Juntos Haremos Historia, integrada por los partidos Morena, PT y Encuentro Social.
El órgano electoral informó en un comunicado que con base en el artículo 409 del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales de la Ciudad de México, los debates deberán contar con la participación de por lo menos dos de los ciudadanos que cuenten con registro, por lo que la candidata de Morena no podía estar sola en la transmisión.
La cancelación se dio luego del trabajo de varias semanas con representantes de los partidos, porque según habían mandado decir que iban a aceptar la invitación. Sin embargo, como sucedió con la candidata independiente a la presidencia, Margarita Zavala, ayer por la tarde los candidatos a la alcaldía de Venustiano Carranza simplemente se «echaron para atrás».
En el primer debate que se llevó a cabo correspondiente a los aspirantes de Álvaro Obregón, la candidata de Morena, Layda Sansores, no se presentó; en el de Azcapotzalco, la candidata del Frente, Luisa Alpizar, simplemente ni avisó que no iba a acudir.
Como aquí anticipamos el pasado domingo, para el debate de los candidatos a la alcaldía de Tláhuac, a celebrarse el 29 de mayo, es muy probable que no asistan Raymundo Martínez Vite (Morena-PT-ES) y Emiliano Aguilar (PRI), tras de que ni siquiera enviaron a su representante a la junta previa en el IECM.

lunes, 21 de mayo de 2018

Apoyo del Fonden a damnificados de la Del Mar en Tláhuac, insuficiente

Mercado Sobre Ruedas

Información
A decir de la señora Alma Rosa Mercado, de la Colonia del Mar, en su caso el Fonden fue «puro cuento», debido a que el dinero no se lo depositaron completo. «Del depósito de 90 mil para compra de material, sólo pagaron 60 mil, y del de 30 mil para pago de albañiles, sólo 20 mil. La delegación Tláhuac nos dio cuatro meses después un material de risa: cuatro varillas, dos tablas, dos polines, tres metros de arena, 330 tabicones, y algunos bultos de mortero», refirió.

La casa de Johana López, en proceso de demolición a ocho meses del
sismo. Fotografía El Universal
La reconstrucción no ha llegado a la delegación Tláhuac, donde a poco más de ocho meses del 19 de septiembre, en la zona cero se dio inicio con la etapa de demolición, a cargo de la Agencia de Gestión Urbana del gobierno capitalino, por lo que no sorprende toparse en las calles de la Colonia del Mar con la demolición total o parcial de viviendas afectadas, principalmente en las calles de Pingüino y Aleta.
Esto no necesariamente es una buena noticia para los damnificados, quienes han sido informados de manera informal que, concluida la demolición, se realizarán estudios de suelo en los predios y la colonia, a fin de determinar con certeza si es posible volver a edificar casas en el lugar, o por el contrario, se requiere un plan de reubicación en otro sitio.
De acuerdo con declaraciones de Johana López a la reportera Erika Flores del diario El Universal, por la Del Mar atraviesa una grieta grande, la cual «sigue por las colonias vecinas, Cananea y molino, ubicadas en Iztapalapa».
«Unos dicen que la grieta empezó cuando nos pusieron el drenaje profundo, otros que es una falla geológica. De todos modos, si los estudios dicen que ya no podemos construir aquí habrá que ver qué hacemos. La duela de la casa es mi mamá. En esta colonia es común que en cada casa vivan varias familias, aquí éramos entre dos y siete. Le dije a ella, si nos reconstruyen bien, si no, que nos reubiquen. Ella considera probable que el gobierno capitalino tenga más terrenos en la demarcación y supone que, de ser necesario, la reubiquen en alguno de ellos para quedarse en la Ciudad de México», dijo.
Sin embargo, los grandes terrenos en la colonia donde se pudiera construir pertenecen al Frente Popular Francisco Villa, donde ya funcionan algunas unidades habitacionales, además de otras que están en edificación. Los otros terrenos aledaños que aparentemente están libres integran la reserva ecológica de Xochimilco.
La grieta a la que se refiere Johana López separó la banqueta de al menos 12 viviendas ubicadas entre las calles Aleta y Sirenal, además de que hundió éstas casi medio metro, de ahí lo común de que dichas casas tengan decenas de polines apuntalando sus fachadas.
«El Fonden sólo nos entregó tarjetas por 120 mil pesos; 90 mil son para material que no he comprado porque no tengo dónde guardarlo, y 30 mil son para mano de obra de albañiles; de ésta sólo nos depositaron 25 mil. Suponiendo que hubieran depositado completo el dinero, no alcanzaría para reconstruir una casa. Así que no me queda de otra más que esperar y continuar rentando, porque aquí también seguimos esperando que se reactive el apoyo mensual de renta que Mancera canceló en enero».
Sin embargo, hace unos días, el nuevo jefe de gobierno, Juan Ramón Amieva, reactivó el apoyo.
Alma Rosa Mercado vive una calle atrás, en Aleta 176 esquina con Gitana. Tras del sismo el patio de su casa se hundió medio metro; y ocho meses después los albañiles que trabajan en su domicilio reparando los daños, estiman que el hundimiento fue en realidad de 80 centímetros.
«En mi caso el Fonden fue puro cuento, dejaron su pegote en la puerta pero el dinero no lo depositaron completo. Del depósito de 90 mil para compra de material, sólo pagaron 60 mil, y del de 30 mil para pago de albañiles, sólo 20 mil. La delegación nos dio cuatro meses después un material de risa: cuatro varillas, dos tablas, dos polines, tres metros de arena, 330 tabicones, y algunos bultos de mortero», refirió.
Como era imposible rellenar un hundimiento de 80 centímetros en el patio, los albañiles recomendaron a Alma Rosa y su familia dejarlo así, reforzar el piso como si fuera el colado de la loza y sobre éste colocar escalones para facilitar el ascenso a la entrada de la casa. También arreglaron algunas grietas en las paredes, y edificaron varias columnas en el exterior de la casa a fin de brindarle un soporte a la estructura, en caso de que ocurra un nuevo sismo.
«Llevamos invertidos 140 mil pesos entre material y mano de obra porque, como puede ver, tengo una grieta en la entrada de la casa», indicó.
En efecto, la banqueta se encuentra en condiciones similares a la Calle Pingüino, pero esto no es nuevo, desde el año 2000 Alma Rosa reportó la aparición de la grieta a las autoridades delegacionales cuando instalaron el drenaje profundo en la colonia. En un folder guarda los oficios enviados a los delegados que pasaron por ahí, desde Francisco Martínez Rojo hasta Rigoberto Salgado. Seis en total.
«El último oficio fue el siete de septiembre con el primer temblor. En la mañana fui a ver a Rigoberto, vino con su gente tres horas después, ordenó taparla y en la noche tembló. A los cuatro días asfaltaron la grieta, pero sólo en el tramo de afuera de la casa. El 19 vino el segundo temblor y fue cuando tuve más daños; tuvieron que apuntalar la casa con 80 polines. Por eso empezamos a reparar solos porque no pasa nada; y como verá, aquí apenas comenzaron las demoliciones. Por seguridad los albañiles excavaron dos metros abajo del suelo de mi patio para ver si la grieta atravesaba la casa por debajo, pero no. Sólo pasa por fuera, por la banqueta».
El caso de María Bolaños es más grave; ella vive una calle atrás, en Caracol número 125, lote 20, cuya casa fue demolida por la delegación el 22 de septiembre, aunque días después le pasaron la factura de la misma. «Era de dos pisos, quedó inhabitable y estaba afectando a la casa de al lado y la de atrás. Aquí vivíamos 12 personas; Protección Civil de la delegación hizo un estudio post sísmico y ordenó su demolición porque aseguró que era una edificación insegura. Empezaron el 22 de septiembre, no me entregaron ningún papel, por el contrario, sólo me hicieron firmar que estaba de acuerdo».
Cuando el Fonden censó la vivienda entregó la tarjeta bancaria para reconstrucción; pero en lugar de recibir 120 mil pesos que se entregaban por pérdida total, María sólo recibió 15 mil. «Cuando reclamé el Fonden dijo que tenía catalogada la casa como daño parcial, argumentó que el censo entregado por la delegación así lo marcó. Fui entonces con Protección Civil y Participación Ciudadana en la delegación y el tipo que me atendió dijo: ‘Uy señito, yo creo que el Fonden le está cobrando la demolición, por eso sólo le dio 15 mil. De todos modos, 120 mil no le iban a servir para nada’. ¿Y 15 mil sí me van a servir?, le dije».
El predio de María es de 200 metros cuadrados, limpio tras de su demolición. Con los 15 mil pesos que recibió, alcanzó para comprar láminas usadas en un tianguis de Iztapalapa; con esto levantó un cuarto de cinco metros por cuatro, donde acomodó muebles y pertenencias rescatados, además de una pequeña cocina y un catre. En este pequeño espacio vive ella, su hermana, un bebé y un perro. «Los demás están rentando. El catre nos lo turnamos por la noche y cuando no, toca dormir en el suelo. Hasta ahorita no sabemos nada porque se supone que de los estudios de suelo depende si nos reubican o no. No hemos llegado aún a ese momento, pero no quiero ni pensarlo».
Breve historia de la Colonia del Mar
Primeros asentamientos. En 1987 se consolidó como concentración de equipamiento de nivel primario para integrarse como zona de uso mixto.
Autosuficientes. Los habitantes construyeron la mayor parte de sus casas.
Crecimiento. En 1997 el DOF informó que la densidad promedio era 90 habitantes por hectárea, en lugar de 128 como en el resto del Distrito Federal.
El auge. En 1997 la colonia contaba con 18 mil 176 habitantes.
Comienzan los problemas. El servicio de agua tenía muy baja presión. En 2000 se comenzó la instalación del drenaje.
Detectan riesgo. Desde 1997 en el programa delegacional de Tláhuac la Colonia del Mar ya estaba señalada como vivienda con riesgo geológico.
Recuento de daños. Después del censo de Protección Civil en 5 mil viviendas de la demarcación, 872 son habitables, 3 mil son de mediano riesgo y mil 200 son inhabitables.
Con información de El Universal

Antorchos se aposentaron en Villa de los Trabajadores en Tláhuac

Mercado Sobre Ruedas

Información
Antorcha Campesina tiene ya una década de haber incursionado en Tláhuac, donde busca disputarle la preponderancia en la demarcación con su expansión de grupo promotor de vivienda a las diversas fracciones del Frente Popular Francisco Villa, los que incluso llegaron a considerar a Tláhuac como «territorio panchovillista».

Sólo falta que como los Panchovillas, los antorchos también digan que
Tláhuac es territorio suyo
Desde hace unos meses, Antorcha Campesina tomó uno de los espacios públicos de la Unidad Habitacional Villa de los Trabajadores, en la delegación Tláhuac, con el fin de colocar una «velaría» (espacio abierto con techumbre) como proyecto de mejoramiento urbano, el cual, por cierto, jamás fue aprobado por los habitantes de esa zona.
Como respuesta a quienes se opusieron a la construcción de la «velaría», golpeadores de Antorcha Campesina los amenazaron con llevarlos a la cárcel si insistían en calificarlos de «violentos e invasores».
Sin embargo, dicha «velaría» fue impuesta a los habitantes de la otrora pacífica unidad habitacional, la cual tuvo costo de un millón 200 mil pesos, y fue colocada en un área designada como cancha de futbol que estaba enrejada para evitar que los jóvenes que ahí jugaban fueran a lastimar a los transeúntes con balonazos.
Habitantes de Villa de los Trabajadores no tienen ni para dónde hacerse
La construcción de la «velaría», además de dar pie a que el Movimiento Antorchista invadiera esa unidad habitacional a la que, por cierto, la delegación Tláhuac se niega a realizar mejoras, bajo la consigna de que se trata de un área residencial, pone en riesgo la integridad física de quienes ahí viven, debido a que lo jóvenes protegidos por los antorchistas no atienden la indicación de no jugar al futbol como si estuvieran en un espacio abierto.
Antorcha Campesina tiene ya una década de haber incursionado en Tláhuac, donde busca disputarle la preponderancia en la demarcación con su expansión de grupo promotor de vivienda a las diversas fracciones del Frente Popular Francisco Villa, los que incluso llegaron a considerar a Tláhuac como «territorio panchovillista».
Con información de La Prensa

Mando del sector Mixquic niega lo que sucedió ayer en la San José

Mercado Sobre Ruedas

Información
Tras de que vecinos que participaron en la detención de una pareja de presuntos asaltantes la tarde de ayer en la delegación Tláhuac conocieron la versión de un mando del sector Mixquic de que todo se debió a un choque, lo cual calificaron de mentira, se concluye que una vez más policías del sector Mixquic de Tláhuac se vieron involucrados en otro episodio en donde elementos de la Secretaría de Seguridad Pública presionan a una víctima para que no acuda ante el Ministerio Público a levantar una denuncia, lo cual y por lo visto se ha vuelto muy frecuente en esa demarcación, como aquí lo hemos denunciado en varias ocasiones.

Con justificada razón la gente ya está cansada de la corrupción en la
policía adscrita al sector Mixquic
Tras de la publicación de la nota relacionada con el enésimo caso de corrupción policiaca en el sector Mixquic de la delegación Tláhuac, relacionado con la captura por parte de los vecinos de la Colonia San José de dos presuntos delincuentes la tarde del domingo, los cuales pretendían abrir un automóvil con intenciones de robarlo, quien se identificó como un mando del sector Mixquic» (de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México) dio su versión al respecto:
En un mensaje de texto aseguró que «eso» sólo había sido un choque. Y agregó: «de echo (sic) se hiba (sic) a remitir al juez cívico pero la parte afectada cuando se hiban (sic) a pasar al corralon (sic) para que el peritaje deslindar responsabilidad no quiso proceder y llego a un acuerdo con el otro carro (…) Y eso que querían abrir carros no es cierto lo que pasa es que la gente se juntó y se hizo el teléfono descompuesto (¿?) solo fue el choque y todo origino lo demás y al final llegaron a un acuerdo».
Cuando mostramos el mensaje a varios vecinos de la Colonia San José que ayer presenciaron los hechos, una de ellas calificó de «mentira» lo expuesto por el mando del sector Mixquic.
«Mi madre fue una de las personas que vio cuando este tipo (se refiere al de la fotografía) estaba abriendo el carro rojo de mi vecina, que por cierto es maestra».
Dicha maestra, aseguró a NosotrosMSR, se disponía a ir al Ministerio Público a levantar la denuncia correspondiente, pero cuando ya se dirigía hacia su objetivo, los policías le dijeron que la denuncia no iba a proceder simplemente porque «no había un video o pruebas que los inculparan» a los detenidos.
En cuanto a que todo se debió a un choque, otra de las vecinas que estuvo presente en la detención de la pareja aseguró que, en efecto, ésta sí tuvo una colisión con otro vehículo blanco, pero los detenidos trataron de huir y fue en la calle de la vecina que nos narró la versión de los hechos donde quisieron abrir el automóvil de la profesora.
Por consiguiente, una vez más policías del sector Mixquic de Tláhuac se vieron involucrados en otro episodio en donde presionan a una víctima para que no acuda ante el Ministerio Público a levantar una denuncia, lo cual y por lo visto se ha vuelto muy frecuente en esa demarcación, como aquí lo hemos denunciado en varias ocasiones.
Lo que conlleva a deducir que el presunto vínculo entre las delincuencias organizadas y la uniformada es, al menos en Tláhuac, más terminante que nunca.